• Noticias Incluye 360

Recomendaciones básicas para relacionarte con las personas con discapacidad

Actualizado: jul 31



Hoy en día son muchas las personas que, producto de mitos y falsos prejuicios, suelen cometer errores a la hora de tratar a otras personas en situación de discapacidad. Queriendo hacer lo “correcto”, ofrecen ayudar a realizar acciones que muchas veces no son necesarias o son inadecuadas.


La clave es pensar en primer lugar que estamos ante una persona, un individuo con sus fortalezas y debilidades, ya sean físicas o mentales. Con esto nos referimos a que la discapacidad es una característica más de esa persona y no debe ser lo único por lo cual identificarla y mucho menos apodarla según sus limitaciones, ya que siempre pueden lograr más de lo que te imaginas.


Por eso, desde Incluye 360 queremos compartirles algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de relacionarse con cualquier persona con diversidad funcional y asi contribuir con la generación de condiciones para favorecer la plena inclusión social.



Ante una persona con discapacidad física:

  • Pregúntele si necesita ayuda, en especial si donde están hay problemas de accesibilidad. Si la persona acepta ser ayudada con su movilidad, deja que él o ella sea quien dirija la ayuda.

  • Si te encuentras de pie, siéntate o ponte en cuclillas para evitar que la persona mire hacia arriba y favorecer una comunicación cómoda.

  • No empujes la silla de ruedas de una persona ni tomes el brazo de alguien que camina con dificultad, sin su consentimiento.

  • Al igual que todas la personas, dirígete a ella por su nombre y no por su condición.


Discapacidad Auditiva:

  • Ubícate de manera que tu cara esté iluminada.

  • Háblale de frente, porque seguramente la persona necesita ver tus labios, pero modula con naturalidad.

  • Mejor si consigues chequear si la persona lee los labios; esto puede facilitar la entrega del mensaje.

  • Repite la información o las indicaciones si es necesario.

  • No debes alzar la voz a menos que la persona lo solicite.

  • El hecho de llevar audífonos, no significa que la persona escuche claramente y tampoco que debas gritarle.

  • Si se utiliza un sistema de números o llamado a viva voz, recuerda que a la persona sorda alguien deberá avisarle su turno personalmente. Sugierele que se ubique en donde puedan verla y advierte al resto del personal para que lo apoyen.


Discapacidad Visual:

  • Preséntate e identifícate

  • Para saludar, si la persona no extiende la mano, puedes coger la suya para hacerle saber que deseas saludar.

  • Indicale si hay más personas presentes.

  • Si están teniendo una conversación, avísale se es que te ausentarás.


Discapacidad intelectual

  • La edad de la persona no necesariamente dice relación con su capacidad de compresión.

  • Si la persona tiene dificultades para comunicarse, ten paciencia y dale el tiempo que necesita para que no se ponga nerviosa.

  • Entrega la información de forma sencilla y lenta y asegúrate de que la persona comprende.

  • No hables de su limitación con calificaciones ni juicios; seguro entiende más de lo que te imaginas.


Discapacidad Psíquica

  • Es probable que su condición no resulte evidente al momento de interactuar, sobre todo si se trata de una persona que está en proceso de rehabilitación y que se mantiene compensada con sus medicamentos.

  • Si eleva la voz o se altera, no hagas tu lo mismo. Mantente sereno y evalúa la situación.

  • Busca soluciones concretas y reales a la situación que se plantea, no lo dilates más de lo necesario.

  • Se empático, hazle notar que le entiendes y te pones en su lugar.

  • No hables de su limitación con calificaciones ni juicios; entiende más de lo que te imaginas.


Referencia: SENADIS

41 vistas
  • Encuéntranos en Instagram @incluye360
  • Encuentrános en Facebook  como Corporación Incluye 360
  • Encuéntranos en Linkedin como Corporación Incluye 360
  • Búscanos en Youtube como: Incluye 360